¿La Política Debe Estar Presente En Las Congregaciones?

Hace unos días pude ver en Facebook un vídeo de una mujer joven que daba todo un discurso sobre la incompatibilidad de la iglesia y la política, su indignación y palabras fuertes estaban dirigidas contra las iglesias que utilizaban sus púlpitos como plataforma política, los pastores quienes tenían alianzas con los poderes ya establecidos y los candidatos que se aprovechaban de los “borregos” que asisten a las iglesias cristianas.

Les confieso que tuve rabia después de ver el vídeo y me sentí ofendido por haber sido catalogado como “borrego”, pero no la culpo ni la satanizo porque pude recordar que en varias oportunidades esa mezcla de poder y fe no ha traído al pueblo buenos resultados, al contrario, ha provocado nefastas consecuencias, a tal punto que muchas personas tienen una prevención casi patológica con la mezcla de ambos conceptos.

En la historia encontramos muchos ejemplos, como el del siglo IV con Constantino en donde el cristianismo dejó de ser perseguido para convertirse en perseguidor, tal cual como lo hizo Torquemada y la inquisición española del siglo XV; la práctica del siglo XVI donde el pueblo profesaba la religión de sus monarcas y el Reichskonkordat de la Alemania Nazi con los católicos en el siglo XX, tampoco nos dejan buenas sensaciones.

Si bien es cierto que los cristianos como hombres y seres sociales vivimos en medio de un ambiente secular, también es cierto que nos debemos a los principios bíblicos, es por esta razón que buscamos establecer el reino de los cielos acá en la tierra y anhelamos que el orden sea establecido por un rey y juez justo. Sin embargo, esa no es la salvación, ni la reivindicación del pueblo de DIOS de la que hablaba Jesús, pues ÉL aclaró que su reino no es de este mundo (Juan 18:36).

En la Biblia vemos varios relatos en donde hubo reyes que cometieron muchas injusticias con el pueblo de DIOS, así como otros pocos llamados justos y obedientes, pero sólo uno recibió el honor de ser reconocido como el líder “Conforme al corazón de DIOS”, quien como hombre también tuvo errores e incluso llegó a cometer grandes injusticias. Lo que nos lleva a concluir que no es un gobierno o un caudillo, el gran reformador de la sociedad.

Por otro lado, versículos como Proverbios 29:2 que nos dice: “Cuando los justos gobiernan el pueblo se alegra. Pero cuando los perversos están en el poder, el pueblo gime”; son la base para aquellos creyentes que opinan que la iglesia debe tener influencia y participación del poder y orden social, pero a mi juicio esta frase sólo nos invita a reflexionar sobre la naturaleza de los dirigentes de las naciones y su impacto sobre sus dirigidos.

Como hombres y seres sociales no somos ajenos a la política, ni mucho menos a las decisiones que pueda tomar el pueblo, por eso existen deberes que debemos cumplir a cabalidad y derechos que debemos aprovechar en pro de una sociedad mejor, pero eso no nos otorga la libertad de participar activamente del poder para hacer alianzas con el orden secular establecido o sacar beneficios.

La gran comisión nos invita a predicar el evangelio de Jesús a donde quiera que vayamos, nos lleva a compartir la verdad de su nombre y ministerio a cualquier persona que quiera escucharnos, pero no desde la perspectiva de la transformación física, falaz, efímera e inmediatista de este mundo, sino desde la transformación eterna del espíritu que recibe gracia de un DIOS padre que por amor a sus hijos les regaló la vida eterna.

Muchas personas pueden pensar que la vida de José y Daniel son ejemplo de cómo un justo debe llegar al poder para salvar al pueblo, puesto que ambos tuvieron una vida personal y profesional intachable, además de cumplir con un propósito que tuvo que ver con el favorecimiento del pueblo de DIOS en medio de las circunstancias adversas que estaban atravesando.

En realidad, ellos siguieron la voz de DIOS que les instó a prosperar al imperio de turno para que el pueblo gozara de un poco de bienestar, así como también para que supieran que la autoridad ha sido designada por ÉL y nosotros ayudamos a su voluntad, de ninguna manera fue para que ellos recibieran el reconocimiento y la gloria que sólo le corresponden a DIOS. No hay salvador diferente a Jesús.

Dad al César lo que es del César, es una forma de reconocer lo que a cada uno le corresponde, por eso es importante decir que el ejercicio político es un trabajo secular como cualquier otro y que no todos estamos llamados a trabajar en la casa de DIOS, razón por la cual ÉL nos dotó a cada uno de dones y habilidades diferentes, con el ánimo de que cada uno desde su posición sirva a su voluntad; como embajadores del nombre de DIOS el ideal es que nos destaquemos por ser excelentes en lo que hacemos.

Por lo anterior, en el ejercicio de la gran comisión debemos como cristianos permear al mundo de tal manera que todas las áreas sociales incluyan en su estructura la escala de valores del cristianismo, porque fuimos llamados a leudar la masa, somos la luz y la sal del mundo, no funciona al contrario, es decir que nos dejemos influenciar del mundo y todo lo que sucede en él.

Para concluir, creo que somos nosotros los llamados a influir con nuestros valores, buenas acciones y buen juicio lo que sucede en el ambiente político de nuestra nación, para ello cada uno desde su posición sea ésta pastor, médico, panadero o político debe dar buen testimonio para que el mundo vea la diferencia entre un caminar de la mano de DIOS y un estar deambulando solo por la vida.

Mi recomendación, en época de elecciones desconfiemos de los púlpitos “tarima”, informémonos y oremos pidiendo dirección a DIOS sobre nuestro voto, entendiendo que es ÉL quien pone la autoridad, que Jesús es nuestro único señor y salvador, que el PADRE está en control de todo y que parte de la fe y la confianza en sus promesas es aferrarnos a la idea de que todo sirve para el bien de sus hijos.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s