Hoy Es Un Día Para Agradecer

4457310067_614870cbbf_z

Den gracias a DIOS en toda situación porque esta es la voluntad para ustedes en CRISTO JESÚS

(1 Tesalonicenses 5:18).

La verdad no me gusta dar gracias después sino antes de que las cosas sucedan, creo que es un paso de fe; cuando abro los ojos y agradezco a DIOS el maravilloso día que me regaló, pienso que si aún respiro es porque el día vale la pena y ÉL tiene algo nuevo para mí. Este comienzo de año doy gracias al cielo porque sé que en este tiempo su amor encontrará nuevas formas para alcanzarme.

Dar gracias se desprende de una palabra del hebreo: “Yadah” que significa además de dar gracias, extender las manos y levantar el nombre de DIOS en medio de los incrédulos. Es una forma en la que un hijo demuestra a su padre que su amor incondicional es correspondido, por eso ÉL le pidió al pueblo de Israel, al entrar a la tierra prometida, que construyeran altares como recordatorios de lo que había hecho por cada uno de ellos.

DIOS quiere que no olvidemos lo mucho que nos quiere, que no perdamos de vista que todo lo ha hecho, lo hace y lo hará por amor a nosotros. Existen diferentes formas de agradecerle todas sus bendiciones y muestras de amor, por medio de la alabanza, de la oración, de nuestras acciones y de lo estrecha que sea nuestra relación con ÉL. Sin embargo, la alabanza y la adoración son las expresiones más directas de gratitud y reconocimiento.

Fuimos creados para el placer de DIOS, para honrarlo, demostrarle nuestro amor y respeto a través de la alabanza, como lo demuestra su palabra: “Alaba alma mía al SEÑOR y no olvide ninguno de sus beneficios” (Salmo 103:2); “Este pueblo he creado para mí, mis alabanzas publicará” (Isaías 43:21).

Debemos dar gracias a DIOS en todo momento y en toda circunstancia, aún en la adversidad, aún en medio de un dolor profundo; porque nuestro amado PADRE no es responsable de nuestro sufrimiento, ya que este no es su deseo, el dolor es resultado de nuestras malas decisiones al violar leyes naturales o espirituales o de resistir a su voluntad; también puede llegar por nuestros pecados o de parte del enemigo.

Aunque en cada situación y en cada momento debemos agradecer, es importante saber cómo debemos dar gracias al PADRE:

  1. Con humildad, reconociendo su poder y voluntad sobre nuestras vidas
  2. Teniendo presente que hasta las bendiciones más simples vienen por su divina gracia
  3. Por cualquier situación, buena o mala
  4. Debe ser una acción de gracias completa no sólo rescatando lo bueno
  5. Debe ser sin comparaciones

El dar gracias también es una forma de decirle que confiamos en ÉL, así DIOS convertirá la adversidad en bendición, si en su infinita misericordia y soberanía así lo quiere. Es además una forma de combatir al enemigo, pues reconocemos que dependemos de DIOS y que descansamos en sus manos, fuera del alcance del mundo y del enemigo. Hoy es un día para agradecer a DIOS, porque tenemos una identidad y un propósito en ÉL, porque somos sus amados, salvos, santos y príncipes de su reino.

Publicado en http://www.conectadosconcristo.com por Mr. Cesos

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.