En busca del silencio

Hace unos días una amiga colgó una nota en Facebook que hizo que DIOS y yo nos riéramos mucho, sobre todo porque apenas la leí caí en cuenta que era uno de sus “chistes flojos” y que me calzaba como un guante, decía así:

  • Oye, no puedo dormir por mi déficit de atención
  • Cuenta ovejas…
  • Ok, una oveja, dos ovejas, pato, cabra, en la granja de Pepito… ¡Eeeeehhhh, Macarena!

Hay cosas en mi vida con las que he tenido que lidiar y una de esas es que me disperso con facilidad, si algo no atrae mi atención, mi concentración se pierde y mi mente divaga y pinta mil garabatos de diferentes colores. Pero sé que es el diseño original de DIOS para mí, porque gracias a eso puedo enlazar ideas y recrear mis experiencias con DIOS a través de palabras para compartirlas.

Lo importante es entender que lo que aparentemente es una debilidad puede llegar a ser tu gran fortaleza, DIOS transforma las malas experiencias, nuestras fallas y defectos y cualquier mal en bendiciones para sus hijos, tanto para el que lo “padece” como para el que se beneficia de ese padecimiento. Yo me beneficio en escribir porque alimenta mi alma y ustedes se benefician de mis palabras porque se nutren de mis experiencias con el PADRE.

Algunas veces funciona el chip poético que DIOS puso mi mente y a través de las palabras ÉL me revela imágenes y bellos pensamientos, una de mis palabras más amadas es: HERMOSA porque representa a la mujer que amo y que hoy es mi prometida. Pero DIOS y yo tenemos una muy especial: SILENCIO, porque a mis ojos se devela como la quietud y la paz del alma, su presencia en mi vida.

La Biblia dice que ÉL nos hizo a su imagen y semejanza, por eso creo firmemente en que los diferentes nombres de DIOS nos son entregados como talentos, habilidades o rasgos de nuestra personalidad. Cada uno de nosotros representa a DIOS en la tierra y tiene la obligación de ayudar a construir su REINO a través de lo que le fue entregado.

Hay personas que representan al DIOS sanador, porque traen sanidad con su palabra y compañía a quienes lo necesitan, hay otros que representan al DIOS guerrero porque luchan denodadamente por un mundo más amable, hay otros que representan al DIOS creador porque ponen su creatividad al servicio del REINO y hay muchos más nombres para el ALTÍSIMO y muchas personas que los representan de la mejor manera.

Los problemas, la cotidianidad de la vida, el afán de las calles y todas nuestras ideas hacen que divaguemos por diferentes caminos, ellas fluyen libremente por nuestra mente y se agolpan como caballos salvajes, es el ruido de su cabalgar lo que no permite que escuchemos la voz de DIOS y no alineemos nuestros pensamientos con los suyos, que no construyamos una relación con ÉL.

Por eso es importante que oremos en el secreto, que dediquemos tiempo para conocer a nuestro amado SEÑOR, es importante que busquemos una cita diaria con ÉL. Es en la quietud de nuestros pensamientos y la paz de nuestra alma que nos podemos imaginar al padre jugando al fútbol o a la tacita de té con nosotros, que lo vemos sonreír y correr por el parque, que lo vemos asar la hamburguesa en el patio porque es una tarde con papá y nos abrazamos a su amor y misericordia… es cuando encontramos el SILENCIO.

Publicado en http://www.conectadosconcristo.com por Mr.Cesos.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.