El beso de DIOS

La mayoría de las veces nosotros como ovejas no vemos más que lana por todos lados, eso hace que reparemos en los detalles y no podamos ver el paisaje como un todo. Los problemas de la vida cotidiana, el día a día, logran que nos desconectemos de lo esencial, y no podemos admirar el amor de DIOS en sus diferentes presentaciones.

Cada día al despertar doy gracias a DIOS por el sublime placer de respirar, de sentirme vivo, cada segundo es un regalo, una muestra del infinito amor de nuestro PADRE, una nueva oportunidad para acercarme más a ÉL.

El tiempo pasa entre carreras y mil compromisos, y se nos olvida detenernos para sentir la lluvia y escuchar el canto de los pájaros, DIOS se esmera por mostrarnos su amor a través de la creación, en las cosas que consideramos simples.

Descartamos lo natural, sencillo, ingenuo y espontáneo, porque consideramos que lo complejo, intrincado y difícil es más preciado, y terminamos amando lo artificial e insubstancial. Recuerdo en mis clases de economía la diferencia entre precio y valor, un diamante tiene un precio elevado, pero el agua tiene un valor incalculable, si estás perdido en el desierto entenderás mejor la diferencia.

Es tiempo de regresar a la belleza natural, redescubrir el valor de todo lo que DIOS pone a nuestro alrededor, para disfrutarlo, para nuestro beneficio, para demostrarnos su inmenso poder y amor.

Su mano cálida y poderosa, se encuentra en cada detalle de la creación, su inmenso amor hace que ponga a disposición de sus hijos lo que ÉL hizo, cada gota de rocío en la mañana es su beso de buenos días.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.

2 thoughts

Los comentarios están cerrados.