Semana – Día 3

Al respirar siento que te amo,

que amo a DIOS,

y le agradezco tenerte en mi vida,

porque el amor es un milagro,

un regalo,

el encuentro de dos realidades,

dos voluntades,

un atado de anhelos y mil sueños.

Guardo tu imagen en mi mente

y en mi bolsillo,

para dibujarme sonrisas

cuando éstas se hacen esquivas,

porque el aire del mundo es denso,

se mastica, duele.

Pero su amor de padre nos libera,

nos regala esperanza,

y nuestras almas revolotean

a su alrededor,

como polillas atraídas por la luz,

por su calor,

son obras divinas,

etéreas, frágiles e infinitas.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.