La frase de un genio

El hombre sólo es grande cuando está de rodillas – Albert Einstein.

Sólo aquellos que reconocen la fragilidad de su ser y la inmensidad del universo, pueden intuir la magnificencia de nuestro DIOS.

El genio alemán pudo llegar a imaginar y comprender algunas de las leyes que supeditaban los comportamientos de diferentes elementos en el universo, supo que nada era casualidad, que detrás de cada rincón se encontraba la marca de un ser superior y maravilloso.

A través de la ciencia y la grandeza de la creación abrió puertas, y detrás de ellas encontró a DIOS. Un ser capaz de construir una obra perfecta, capaz de sumar detalles infinitos y sublimes, capaz de conectar entre sí nimiedades hasta convertirlas en un todo de una complejidad incomprensible.

Este genio pudo sospechar la inmensidad y la perfección de nuestro SEÑOR, mediante la observación y el análisis de su creación, a nosotros a veces se nos antoja lo basto del mar como algo cotidiano y normal, y perdemos la capacidad de asombro frente a nuestro PADRE.

El estupor frente a su SER, es nuestro intento de comprender su infinito amor y su poder ilimitado, el reconocer que ante ÉL sólo somos frágiles criaturas, nos obliga a postrarnos en su presencia como muestra de respeto al ser TODOPODEROSO que nos llama “hijos”.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.