El Tigre No Es Como Lo Pintan

Con el triunfo del Atlético de Madrid hace unos cuantos días atrás, Radamel Falcao García “El tigre” ha sido centro de todas las entrevistas, comentarios y reconocimientos. Un acontecimiento que nos hincha el pecho de orgullo patrio a todos los colombianos. Aún más a todos quienes nos consideramos sus hermanos en la fe.

No es para menos, sin ánimo de minimizar otro tipo de logros deportivos, lo que ha conseguido a punta de trabajo y sacrificio nuestro querido “tigre” es de lo más grande que ha tenido colombiano alguno en el exterior. Situación que nos alegra a todos sus compatriotas, porque ¿quién no estima al joven Falcao?

Sin embargo, no deseo comentar más sobre su éxito deportivo porque es un tema que ha sido trillado hasta el cansancio desde el pasado 31 de Agosto, quiero resaltar su comportamiento dentro y fuera de la cancha, Radamel es un caballero y un excelente ejemplo para nuestros jóvenes.

No es necesario que con la fama y el éxito lleguen las excentricidades y los escándalos a la vida de un personaje público, es importante reconocer que nuestro “tigre” se ha destacado por su talento y profesionalismo y no porque lleve una vida de escándalo, es inspirador saber que no se ha dejado tentar por los mil vicios que la fama trae consigo.

Es claro que existen metas que debemos alcanzar todos en cada ámbito de nuestras vidas, el éxito no se mide en dinero y menos en colecciones de autos o amantes. El amor que profesa Falcao por DIOS, su esposa, su patria y su profesión son elementos que a nuestros ojos deben contener lo sustancial, la felicidad… las celebraciones llegan después cuando DIOS nos da el premio.

Contrario a todo lo que cualquiera pueda pensar, el mote del “tigre” no se lo ganó por ser un jugador intemperante, se lo dieron en reconocimiento a su ferocidad a la hora de honrar lo que ama en las canchas y fuera de ellas, pues a través de sus goles que son su trabajo y una vida pública ejemplar así lo hace.

Ahora, lo que queda es que nos contagiemos de su valor y arrojo, no es fácil resistir al mundo y a lo que nos ofrece, sobre todo al reconocer que en Colombia todos somos tigres y no búhos, porque Colombia es pasión… más que razón, tenemos la sangre caliente de los latinos, pero no hay nada imposible de conseguir, recordemos que el “tigre” no es como lo pintan.

Autor: Mr.Cesos

De vocación escritor, soldado del REINO y a la orden de SU MAJESTAD. En la actualidad sigo al más grande héroe de todos lo tiempos: JESÚS.